09 Abril 2014
La única manera de saber de donde venimos, donde estamos y hacia donde vamos: es a través de las profecías bíblicas!

Los profetas y las profecías bíblicas

En cada Dispensación, Dios ha hablado con la humanidad, por medio de sus Profetas, que se turnaron... Moisés dejó a Josué; Elías, dejó a Eliseo; Isaías... a Jeremías... Ezequiel... Daniel y así hasta: Juan el Bautista, precursor de Jesús el Mesías.

JESUS NOS DEJÓ EL ESPÍRITU SANTO: EL CUAL NOS ENSEÑA Y NOS RECUERDA TODAS LAS COSAS: Contenidas en las Sagradas Escrituras.

Además: Dios puede hablarnos por medio de sueños, visiones y revelaciones. - Pero los Profetas Profesionales: FUERON HASTA JUAN EL BAUTISTA.

Jesucristo, habló sobre las Dispensaciones venideras:

Jesucristo, dijo:

"Se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes"

LAS SEÑALES ANTES DEL FIN

"Se refiere al fin, de esta Dispensación de Gracia", Aparecen en Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21.

Entre otras, Jesucristo dijo:

"Vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y a muchos engañarán"

"Oireis de guerras y rumores de guerras, mirad que no os turbéis"

"Se levantará nación contra nación y reino contra reino"

"Y habrá pestes, hambres y terremotos en diferentes lugares"

"Y todo esto será principio de dolores"

"Os entregarán a tribulación y os matarán y seréis aborrecidos de todas las gentes, por causa de mi nombre"

"Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros; y unos a otros se aborrecerán"

"Y muchos falsos profetas, se levantarán y engañarán a muchos"

"Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará"

"MAS EL QUE PERSEVERE HASTA EL FIN, ESTE SERÁ SALVO"

"Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin"

NOTA: Hoy se está cumpliendo esta profecía: Por medio del internet, se está predicando el Evangelio, a todo el mundo..!

El Levantamiento o Rapto de la Iglesia, marcará el comienzo de "La gran tribulación"

VI.- "LA GRAN TRIBULACIÓN"

Comenzará: Cuando millones de creyentes, de todas las naciones, desapareceremos de este mundo; como en un abrir y cerrar de ojos, y como un relámpago. Los muertos en Cristo Resucitarán, y los Creyentes Vivientes seremos transformados en cuerpos incorruptibles, para encontrarnos con nuestro Salvador y Señor Jesucristo, El Mesías; en las nubes del cielo: Al sonar del Shofar, (La Trompeta de Dios), diciendo: "SUBE ACÁ"

Será el mayor evento, que sacudirá a todas las naciones: "DESAPARICIONES MISTERIOSAS". Madres y Padres que perderán a sus hijos, hijos que perderán a sus padres... esposas y esposos... aviones, barcos y vehículos: Quedarán sin control, porque el Piloto o conductor Creyente, se habrá ido con el Señor.

Serán siete años, de "Gran Tribulación"

Y cuando Dios dice Grande, es GRANDEEE..!

Siete son los días de la semana, los colores del arco iris, las notas musicales, los sellos, las trompetas, los truenos y las copas de la Ira de Dios. LEAN APOCALIPSIS 16.

"Será como en los días del Diluvio: No escucharon y se burlaron de Noé; hasta que vino el diluvió y se los llevó a todos"

Gracias a Dios: Hoy, hay oportunidad de escapar de la ira venidera. Jesucristo dijo:

"YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA, NADIE VIENE AL PADRE SINO POR MI" -

Arrepiéntete de todos tus pecados, pídele perdón al Señor, recíbelo en tu corazón y nos veremos en el Cielo..!

Jesucristo, dijo: "Será como en los días de Noé" ¿Sabes por qué?

R.- Porque mientras las aguas hundían y ahogaban a los burladores incrédulos: Esas mismas aguas levantaban a Noé y a su familia, por creer y obedecer a Dios.

Así será, en la Gran Tribulación: "Mientras los incrédulos y burladores, estarán sufriendo los rigores de la ira de Dios: Los Creyentes Fieles, subiremos con Cristo, a la Nueva Jerusalén, para celebrar las Bodas del Cordero y recibir recompensas: Cada uno según haya sido su obra, en esta vida"

Puedes leerlo en Apocalipsis 19:7-9.

19:7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
19:8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.

19:9 Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.

VII.- "EL REINADO DE PAZ"

Después de los siete años de la Gran Tribulación, en la tierra; Finalizadas: Las Bodas, la Cena de las Bodas del Cordero y la Entrega de Recompensas: Nuestro Salvador y Señor: Jesucristo el Mesías, descenderá del Cielo, con los Redimidos por su Sangre; para establecer su Reinado Milenial desde la Nueva Jerusalén: Sobre todas las naciones - Según le fue mostrado a Juan, el "Discípulo Amado"
"Ví un Cielo Nuevo y una Tierra Nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía mas.
Y yo Juan vi la Santa Ciudad: LA NUEVA JERUSALEN, descender del Cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido" -
"Y oí una voz del Cielo que decía: "He aquí el Tabernáculo de Dios con los hombres, y Él morará con ellos; y ellos serán su Pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios" Apocalipsis 21:1-3.

Será un gobierno Teocrático, de Amor - Justicia - Santidad y Paz. - Porque Satanás, que es el dragón, la serpiente antigua: Será atado, encadenado y arrojado al abismo, por mil años..! Las gentes viviremos como hermanos - no habrán guerras - el león comerá paja, como el buey - las serpientes vivirán como encantadas: No harán daño - las armas de guerra serán convertidas en arados de arar - y desde todas LAS NACIONES SUBIRÁN DE AÑO EN AÑO, A ADORAR AL REY DE REYES, EN JERUSALEN. - Según: Zacarías 14:16-17 y 8:21-23.
14:16 Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos.
14:17 Y acontecerá que los de las familias de la tierra que no subieren a Jerusalén para adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia.
8:21 y vendrán los habitantes de una ciudad a otra, y dirán: Vamos a implorar el favor de Jehová, y a buscar a Jehová de los ejércitos. Yo también iré.
8:22 Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehová de los ejércitos en Jerusalén, y a implorar el favor de Jehová.
8:23 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros.

VIII.- "JUICIO ANTE EL GRAN TRONO BLANCO"

Después del Reinado Milenial teocrático, del Mesías: Desde Jerusalén, sobre todas las naciones, Satánás será suelto de su prisión, y saldrá del abismo con gran ira, a engañar a los moradores de la tierra, sabiendo que le queda poco tiempo.

Según está escrito en Apocalipsis 20:7-15.

20:7 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión,
20:8 y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar.
20:9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió.
20:10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.
20:11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.
20:12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.
20:13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.
20:14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.
20:15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

IX.- "LA ETERNIDAD, EN LA NUEVA JERUSALEN"

Para los Fieles: Obedientes al Evangelio, de Jesucristo, Hijo de Dios. (Marcos 1:1).

Dios ama tanto, a la Ciudad de Jerusalén, porque es el lugar que Él escogió para probar la fe de su amigo Abraham; cuando le ordenó que sacrificase a su hijo Isaac.

En Jerusalén, fue construido el primer Templo para Dios: Hecho por el Rey Salomón; también allí se levantó el segundo Templo en los días de Zorobabel. Y el tercero, por el Rey Herodes.

Todos los Profetas de Dios, murieron en Jerusalén. También Jesucristo el Mesías, murió y resucitó en Jerusalén..! y descenderá del Cielo, para reinar mil años: No en Nueva Jersey, ni en Nueva Guinea, ni en Nueva York; sino en la "Nueva Jerusalén"

Por todas esas razones, no es extraño que Dios haya edificado una Ciudad maravillosa, en el Cielo, con calles de oro llamada: LA NUEVA JERUSALEN. DONDE MORARÁ CON SUS REDIMIDOS, POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS: ETERNAMENTE Y PARA SIEMPRE..!

Tú puedes saber más acerca de esa Ciudad incomparable, leyendo en los dos últimos capítulos de la Santa Biblia: Apocalipsis 21 y 22.

Capitulo 21
21:9 Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero.
21:10 Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,
21:11 teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.
21:12 Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel;
21:13 al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres puertas.
21:14 Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.
21:15 El que hablaba conmigo tenía una caña de medir, de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su muro.
21:16 La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, doce mil estadios; la longitud, la altura y la anchura de ella son iguales.
21:17 Y midió su muro, ciento cuarenta y cuatro codos, de medida de hombre, la cual es de ángel.
21:18 El material de su muro era de jaspe; pero la ciudad era de oro puro, semejante al vidrio limpio;
21:19 y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, ágata; el cuarto, esmeralda;
21:20 el quinto, ónice; el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, crisopraso; el undécimo, jacinto; el duodécimo, amatista.
21:21 Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.
21:22 Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero.
21:23 La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera.
21:24 Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella.
21:25 Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche.
21:26 Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella.
21:27 No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.
Capítulo 22

22:1 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.
22:2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.
22:3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,
22:4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.
22:5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.
22:6 Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto.
22:7 ¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.
22:8 Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.
22:9 Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.
22:10 Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca.
22:11 El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.
22:12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.
22:13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.
22:14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida,y para entrar por las puertas en la ciudad.
22:15 Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira.
22:16 Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.
22:17 Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.
22:18 Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.
22:19 Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.
22:20 El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.
22:21 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.

Jaime Banks Puertas.
Fundador y Director de la Obra Evangélica Luz del Mundo Internacional
@jaimepuertas

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.