09 Abril 2014
SANTO DOMINGO.- El reverendo Domingo Paulino Moya, presidente del Ministerio Jesús es Sanidad y Vida Eterna, dijo este lunes que el tono usado por el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez para oponerse a la sentencia del Tribunal Constitucional que niega la nacionalidad a los dominicanos de ascendencia haitiana, contrapone el sentimiento divino de la iglesia cristiana de la República Dominicana.

El vocero evangélico pidió al jerarca católico bajar el tono de su voz y la presión que ejerce contra el gobierno del presidente Danilo Medina Sánchez para que la comisión bilateral que busca una salida sabia, justa, inteligente y humana pueda avanzar en la solución a una crisis que ya daña el buen nombre de la República Dominicana en todo el mundo.

Paulino Moya dijo que la comunidad cristiana dominicana no concibe que un hombre de púlpito como el Cardenal asuma un discurso que hostigue el derecho sagrado que tiene la persona humana a gozar de sus derechos civiles humanos y políticos.

El reverendo entiende que el legado histórico que Jesucristo dejó a su santa iglesia se soporta precisamente en buscar siempre la garantía a la vida humana, una justa hospitalidad y una existencia al derecho civil legal y real, no importando el color de su piel, el origen o el nombre de esta, por lo que la comunidad cristiana del país espera del jerarca católico un ejemplo de humildad y amor de estos valores sempiternos.