23 Febrero 2014

La «fiebre española» cunde en Israel, después de la aprobación de parte del Gobierno de Madrid de un proyecto de ley que prevé la concesión de la nacionalidad española a los descendientes de los judíos sefardíes expulsados en 1492. 

En las familias sefardíes de Israel se desencadenó así la «búsqueda del antepasado expulsado», aquel pariente español olvidado que podría revelar hoy un vínculo - por débil que sea - con la histórica Sefarad.