Desarrollo israelí: lentes para ciegos Destacado

Desarrollo israelí: lentes para ciegos Prof. Zeev Zalevsky de la universidad Bar Ilán
Una original combinación entre un lente de contacto que se instala en la córnea del ojo y una cámara fotográfica minúscula que se coloca en el armazón de los anteojos, logra lo imposible: ¡devolver la vista a los ciegos!

Se trata de una tecnología israelí única en el mundo, desarrollada en la facultad de Ingeniería de la universidad israelí Bar Ilán.

La tecnología, desarrollada en el laboratorio del Prof. Zeev Zalevsky, permite al lente de contacto aplicado a la córnea, transmitir a las zonas sensoriales del cerebro la información visual recibida por la diminuta cámara instalada en los anteojos, y de este modo permite a la persona ciega “ver”.

“Es un sistema similar a la escritura Braille”, afirma el Prof. Zalevsky en una entrevista a la revista universitaria Bar-Siaj, “los ciegos pueden transformar en información las sensaciones que captan con las yemas de sus dedos al leer escritura Braille, del mismo modo la córnea le traduce al cerebro la imagen visual que le transmite la cámara. El cerebro percibe esta información en décimas de segundo, el mismo tiempo que le lleva al cerebro de una persona vidente comprender la información que le transmiten los ojos.”

El Prof. Zalevsky destaca que se trata de un desarrollo sin precedente en su campo, ya que en el pasado nunca se intentó estimular ampliamente a la córnea. En los últimos años se desarrollaron tecnologías que consisten del trasplante de una retina artificial, pero según el Prof. Zalesvsky se trata ante todo de procedimientos invasivos, la conexión entre el sensor y los nervios de visión no es perdurable y el sistema en si es aplicable a personas que perdieron la vista y no para ciegos de nacimiento.

En cambio, la tecnología israelí desarrollada en la universidad Bar Ilán se basa en la estimulación de los nervios sensoriales de la córnea, que se conectan con las áreas sensoriales del cerebro y procesan información sensorial no-visual, por lo tanto también se desarrollan en ciegos de nacimiento.

El producto final sería accesible al público al precio de un par de anteojos multifocales, afirma el Prof. Zalevsky, pero para ello es necesario encontrar al inversor indicado para el financiamiento de dos años de investigación adicionales, que son necesarios para la construcción del primer prototipo.

Visto 4356 veces Modificado por última vez en Domingo, 10 Agosto 2014 13:47