QUIEN ATAQUE PRIMERO ES EL CULPABLE

Todas las naciones, grades o pequeñas, tiene el derecho a defenderse cuando otra nación o estado les ataque. Cuando hay una agresión, indudablemente hay una provocación, y la misma puede desatar un conflicto que conduzca a una guerra. Por lógica, un país pequeño y débil, no se atrevería a atacar a un estado fuerte y poderoso, porque las posibilidades de perder la guerra son enormes, ya que siempre el pez grande se come al pequeño.

Este preámbulo nos lleva a formular una pregunta: ¿quien comenzó el conflicto que hoy envuelve al territorio palestino? En esa franja de tierra viven dos naciones, una fuerte y aguerrida, que tiene un derecho histórico sobre el territorio llamado Israel, y un remanente posiblemente descendientes de Ismael o Esaú que poseyeron por años ese territorio, durante la diáspora judía que comenzó en el 70 d.C y terminó en el 1948 con el establecimiento del Estado de Israel.

A lo largo de todo este periodo, judíos y palestinos se han enfrascado, con apoyo de los países árabes, principalmente Islámicos, en una lucha acérrima contra el Estado de Israel, deseando destruirlos y echarlos al mar. Grupos radicales, como Hamas, se han dedicado a provocar al Estado de Israel, y en esta lucha han tomado la iniciativa de lanzarle cohete a las ciudades israelitas pobladas por civiles. Frente a esta provocación, el Estado de Israel, más poderoso en armas, ejercito y aviación, lanzo una contraofensiva, y claro está, lo que más tienen que perder son los atacantes iniciales, porque ellos no cuentan con los recursos para proteger al pueblo, y más bien, los usan en muchas ocasiones como escudo humano, a fin de provocar el odio del mundo contra la supuesta agresión del ejército de Israel al ocurrir muertes de civiles inocentes, pero instrumentalizados.

Israel, por su lado, se encuentra en una disyuntiva. Tienen que defenderse porque de lo contrario, sus enemigos le seguirían atacando, y no le queda otra alternativa que contraatacar los puntos desde donde se disparan los cohetes. Podremos culpar a Israel de un uso desmedido de su fuerza, pero la culpa de tal acción parte del atacante. En este caso quien comenzó la agresión fueron los grupos radicales palestinos, y esto no se puede ignorar.

¿Quién gana con esta guerra? Los países que por detrás le facilitan las armas a ambos grupos. Los grupo radicales, que crean el panorama para imponer la llama "guerra santa" la yijah, y los medios propagandístico de los islámicos, que presentaran a Israel como el agresor.

No me cabe la menor duda, el medio oriente es un polvorín a punto de estallar, tal como lo señala las profecías bíblicas, principalmente los capítulos 37 y 38 del libro de Ezequiel. Es bueno entender el hecho histórico de la lucha entre los descendientes de Ismael y los descendientes de Jacob. No es la primera vez, ni la última, que árabes y judíos se enfrenten en una guerra por el dominio de un territorio que es el punto central de las tres religiones más grande del mundo, el cristianismo, el islamismo, y el judaísmo.

La crisis en Siria, Irak, Irán y Palestina son tan solo el preámbulo de una guerra anunciada, la cual culminarán con la invasión de los pueblos árabes en el valle de Meguido, lo que bíblicamente se conocen como la guerra del Armagedón (Apocalipsis 16:16). Es por ello, que tenemos que estar pendientes de los acontecimientos próximos, para poder distinguir lo que las Sagradas Escrituras anuncias, y poder estar preparado para enfrentar la Segunda Venida del Señor.
Visto 2476 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Julio 2014 08:51