Israel: Temen ataques de radicales judíos durante visita del Papa

La Policía israelí y el Shin Bet temen que radicales judíos aprovechen la visita del Papa Francisco a Tierra Santa para lanzar ataques a fin de llamar la atención de los medios.

El Sumo Pontífice tiene previsto desplazarse a Israel, Cisjordania y Jordania entre los días 24 y 26 de mayo, y uno de los principales temores de las fuerzas de seguridad del Estado judío es que los denominados «crímenes de odio» o «etiqueta de precio» tengan como objetivo a la población y lugares cristianos en diferentes puntos de Israel.

Preguntado sobre esta información, el portavoz del la Policía, Miki Rosenfeld, aseguró no tener constancia de amenazas específicas relacionadas con la visita del pontífice.

No obstante, el portavoz precisó que las medidas de seguridad generales tendrán por misión «obviamente garantizar el nivel de seguridad en los lugares santos y puntos sensibles que visite el Papa».

Asimismo, Rosenfeld agregó que en las últimas dos semanas se incrementaron los «incidentes criminales contra árabes israelíes» y que la Policía trata en todo momento de impedir que se vulnere el orden público.

«La seguridad de todos los movimientos del Papa está garantizada y los caminos serán cerrados antes y después de su visita», subrayó.

«Haaretz» agregó que varias comandancias policiales fueron instruidas por las autoridades locales para centrar sus operativos y esfuerzos extraordinarios en materia de seguridad e inteligencia en la población cristiana y sus instituciones hasta que concluya la visita del Papa Francisco.

La Iglesia Católica Romana en Jerusalén expresó su preocupación por recientes amenazas recibidas por dirigentes cristianos por parte de radicales judíos así como contra propiedades eclesiásticas en el país.

A finales de abril el vicario de Nazaret, monseñor Giacinto-Boulos Marcuzzo, recibió una carta con amenazas en la que se exigía a la comunidad cristiana que abandonara Israel o se enfrentara a la cólera de Dios.

El sospechoso, un radical judío que firmaba la misiva como «el mesías, hijo de David», fue detenido.

El pasado lunes apareció una pintada de «muerte a árabes y cristianos y a todos aquellos que odian a Israel» en hebreo en una columna junto a una de las oficinas de la Asamblea de Obispos en el Centro Notre Dame de Jerusalén.

El Papa Francisco tiene previsto almorzar allí el próximo 26 de mayo y entrevistarse con el primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu.

«La ola de fanatismo e intimidación contra los cristianos continúa», reza un comunicado publicado en la página web del Patriarcado Latino de Jerusalén.

Y se pregunta si se trata de «mera coincidencia?, el Centro Notre Dame es propiedad de la Santa Sede y esta provocación se produce a dos semanas de que el Papa Francisco visite tierra Santa y Jerusalén».

Bajo la denominación de «etiqueta de precio», radicales de extrema derecha judíos y colonos llevan a cabo actos de vandalismo contra propiedades palestinas en Cisjordania, así como árabes de Israel, lugares cristianos, residencias de pacifistas e incluso instalaciones militares, en represalia por acciones contrarias a sus intereses.
Visto 48069 veces Modificado por última vez en Domingo, 11 Mayo 2014 08:52